ACTUALIDAD
OSMTHi - Priores

ACTUALIDAD

Estructura Orgánica

 

 

La Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymitani - Internacional (O.S.M.T.H.) se encuentra constituida por prioratos autónomos establecidos en diversos países del mundo bajo el maestrazgo de S.A.E. Don Fernando Pinto de Sousa Fontes, 51º Gran Maestre y Príncipe Regente. No es pues posible pertenecer a la Orden a titulo individual, sino que el ingreso deberá propiciarse necesariamente en una Encomienda o Priorato legalmente establecidos.

 

El Gran Priorato de España forma parte de la O.S.M.T.H. y esta constituido de acuerdo con la legislación española, e inscrito en el Ministerio del Interior, organismo al que debe rendir cuentas de sus actividades económicas - por tratarse de una organización sin fines de lucro - y de aquellos actos que puedan producir efectos jurídicos. Tal es el caso de la elección de Oficiales de la Orden o de la reforma de los estatutos.

 

En estos estatutos, la Orden tiene fijados sus propios fines donde puede leerse, entre otros los de «Promover virtudes cristianas, defender el orden social, practicar obras de misericordia, de beneficencia y caridad. Propagar las nobles tradiciones de la antigua caballería. Patrocinar los estudios históricos, heráldicos y genealógicos, particularmente en relación a la antigua tradición templaria, etc, etc.»

 

Una de las formas de cumplir con los fines que señalan a la Orden tanto sus "Reglas Originales", como los estatutos vigentes, es el estudio de temas templarios y su difusión. Esta labor se lleva a cabo con la colaboración de profesos y profesas, así como por personas especializadas e interesadas en los temas del Temple.

 

 

 

Vertebración Territorial

 

 

Tercia.- Es la unidad básica, formada por un mínimo de tres Hermanos en un mismo entorno no demasiado distante. La denominación de la Tercia hará referencia al entorno en donde se ubica la misma. Al frente de la tercia existirá un Regidor

 

Encomienda.- La forman un mínimo de nueve Hermanos, en un entorno geográfico próximo, de los cuales, al menos cinco deberán ser Caballeros/Damas profesos.

Al frente de la Encomienda habrá un Comendador. La denominación de la Encomienda hará referencia al entorno en donde se ubica la misma.

 

Bailía.- Cuando en una misma Comunidad Autónoma hay tres o mas Encomiendas, éstas pueden agruparse en una Bailía, órgano de jurisdicción territorial intermedio entre ellas y el Gran Priorato. Al frente de la Bailía existirá un Bailío.

 

 

 

Grados

 

Gran Cruz

 

Gran Oficial

 

Oficial

 

Comendador/a

 

Caballero o Dama Profeso

 

Caballero o Dama de Capítulo

 

Sargento novicio/a

 

Escudero Postulante

 

 

 

El Consejo Prioral

 

 

Para acceder al Consejo Prioral debe ostentarse, al menos, el grado de Comendador. El distintivo de pertenencia al Consejo Prioral en el Uniforme de Gala será un cordor entrelazado de color negro. El Consejo Prioral lo forman los responsables de algunos de los diferentes departamentos organizativos en que se divide el Gran Priorato de España y actualmente son:

 

Los miembros del Consejo Prioral son:

 

El Prior General

 

Vice Prior

 

Mariscal

 

Senescal

 

Canciller

 

Maestro de Ceremonias

 

Arcarius (Tesorero)

 

Preceptor

 

Cronista

 

El Gabinete del Prior estará compuesto por un Jefe de Gabinete y varios Vocales

 

 

 

Código de Conducta

 

 

Los que son soldados del Temple son soldados de Dios. Como tales deben siempre andar con Dios y ser más que simples mortales. Deben conducirse con humildad y ser los más honorables, los más nobles, los más corteses, los más honestos y los más caballerosos.

 

El templario debe servir a la Orden y no esperar ser servido por ella. Que lo que colabore lo haga en servicio de Dios y no debe esperar recompensa salvo el saber que con ello honra a la Orden por su devoción.

 

El templario no debe causar a ninguna criatura herida o daño, sea esta una criatura humana u otra, sea por ganancia, placer o vanidad. Al contrario, el templario debe intentar llevar la justicia a todos aquellos que no la reciben porque todos son hijos de Dios y a todos ha concedido Dios el don de la vida.

 

Ante todos los seres el templario debe demostrar caballerosidad, cortesía y honestidad, teniendo presente que son testigos de Dios.

 

Un templario debe vivir cada día como un crítico del día anterior, de esta manera cada nuevo amanecer será un paso hacia una mayor nobleza.

 

Ningún templario deberá ofender de forma alguna a una persona u otro ser. Para todos el templario debe ser un ejemplo de caballerosidad.

 

Ninguna mujer deberá temer nada de un templario, ni de sus palabras ni de sus acciones. Ningún niño deberá padecer tampoco ese temor. Ningún hombre, no importa cuan rudo sea, deberá temer a un templario.

 

Donde hay debilidad allí el templario debe llevar su fuerza. Donde no hay voz allí el templario debe llevar la suya. Donde están los más pobres allí el templario debe distribuir su generosidad.

 

Un soldado del temple no puede estar esclavizado por creencias sectarias u opiniones estrechas. Dios es la verdad y sin Dios no hay verdad. El templario debe siempre buscar la verdad porque en la verdad está Dios.

 

Jamás un templario debe deshonrar a otro, porque dicha conducta le deshonrará a él y llevará descrédito a la Orden.

 

En su conducta el templario:

 

No debe ser brutal.

 

No debe emborracharse en forma ofensiva.

 

No debe ser ni inmoral ni amoral.

 

No debe ser cobarde ni bestial.

 

No debe mentir ni tener intenciones maliciosas.

 

No debe buscar posiciones de engrandecimiento dentro de la Orden. Se contentará con aquellos puestos que le sean encomendados

para mejor servirla.

 

No debe juzgar a nadie dentro o fuera de la Orden por sus posesiones o su posición social. Antes al contrario debe juzgar por el carácter y la bondad o falta de ellos.

 

Debe expresar verdadero sometimiento a los principios del Temple y obediencia a sus oficiales en todas las cosas de la Orden, en tanto entienda que sean verdaderos templarios y merezcan dicha obediencia.

 

Debe ser un verdadero patriota hacia la tierra que Dios le ha dado.

 

No debe cazar a ninguna criatura ni por vanidad ni por deporte.

 

No debe matar a ninguna criatura salvo para alimentarse o en defensa propia.

 

Debe mantenerse firme y veraz en las justas causas de Dios.

 

No tomará actitud ofensiva contra ningún hombre por la forma en que se dirige a Dios, aunque esta sea diferente o extraña. Antes al contrario el templario deberá intentar entender como otros se acercan a Dios.

 

Debe siempre ser consciente de que es un soldado del Temple y tratar siempre que sus obras sean un ejemplo para los demás.

 

 

MAESTRES PERIODO POST-LARMÉNIUS

 

 

1705 - 1723 Phillipe, Duke of Orleans

 

1724 - 1737 Louis Aug. de Bourbon

 

1737 - 1741 Louis Henri de Bourbon

 

1741 - 1746 Louis F. de Bourbon

 

1776 - 1792 Louis Timoleon

 

1792 - 1804 Claude de Chevillon

 

1804 - 1838 Bernard Fabre-Palaprat

 

 

MAESTRES PERIODO REGENCIA (ACTUALIDAD)

 

 

 

1838 - 1840 Conde de Moretón, Regente

 

1840 - 1850 Edward VII of Great Britain, George V of Hannover.

 

En 1845 compartida con Jean Marie Raoul, Principe de Chinai

 

1850 Narcisse Valleray

 

1866 A. G.M. Vernois

 

1877 Félix Champion de Villeneuve

 

1884 Establecimiento del Secretariado Internacional en Bélgica

 

1933 Theodore Covias

 

1934 Emile Isaac Vandenberg - Traslado de la Secretaria a Portugal tras la ocupación nazi de Bélgica

 

1945 Antonio Campello de Sousa Fontes (Tras la muerte de Vandenberg asume la Regencia)

 

1960 Fernando Pinto de Sousa Fontes (Se convierte en Príncipe Regente tras el fallecimiento de su padre por el que había sido designado heredero)

OSMTH
OSMTHi Convento
OSMTH - Felipe Orleans

Felipe II de Orleans

OSMTH - Sousa Fontes

Don Antonio Campello de Sousa Fontes

OSMTHi

OSMTHi

Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymitani - Gran Priorato de España - DCCCXCVI

© 2014 - Todos los Derechos Reservados

OSMTHi - Gran Priorato de España